lunes, 4 de julio de 2016

Sorbete de mango natural




Ya se ha instalado el calor y nos va apeteciendo comer cosas refrescantes... Hoy os propongo una receta de sorbete muy sencilla y bastante saludable ya que aparte del azúcar (cuya proporción podéis variar según vuestro gusto o dieta), solo lleva fruta. Además no necesitaréis heladera. Eso sí, necesitaréis un robot de cocina un poco potente que sea capaz de triturar la fruta congelada.
Yo lo hice de mango porque me encanta (invito l@s que no lo han probado todavía a hacerlo, ¡os chiflará seguro!) pero podéis realizar esta receta con otras frutas (piña, papaya, melocotón... la consistencia y el dulzor del sorbete podrá variar según la fruta que utilicéis, os consejo utilizar una fruta con carne bastante consistente).

Para los más peques, podéis hacer el sorbete en moldes de polos (luego os explico), es una buena forma de hacerles probar una fruta que desconocen.



Ingredientes:

500 gr. de mango
130 gr. de azúcar
1 limón


Preparación:

Pelar los mangos, quitar el hueso y cortarlos a trocitos.
Congelar en un tupper cerrado (intentar separar los trozos para que no se peguen demasiado).

Pelar el limón, quitarle la corteza blanca y las pepitas. Cortarlo a trocitos.
Poner los trozos de limón en el robot junto con el azúcar. Triturar unos segundos a velocidad media y unos segundos más a velocidad máxima.
Incorporar 250 gr. (la mitad) del mango y repetir la operación.
Añadir nuevamente el resto del mango y triturar (primero a velocidad media y luego a velocidad máxima) hasta obtener una textura uniforme y homogénea.

Servir inmediatamente y decorar con hojas de menta o bayas.

Si queréis hacer polos, verter la mezcla en los moldes e insertar un palito de madera en el centro de cada molde. Reservar en el congelador hasta que endurezcan un poco.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar! Tu opinión es muy importante para mí.